Cementerio inglés de Coruña

Es probable que en Galicia conozcas el cementerio de los ingleses de Camariñas, pero si has paseado por la coruñesa zona de Orillamar o te has adentrado por las calles de Monte Alto, seguramente hayas visto el inmenso portalón del cementerio inglés de Coruña, que se encuentra junto al cementerio de San Amaro, tras un inmenso muro.

Para los coruñeses, este es un lugar desconocido y que no mucha gente ha visitado. De hecho es probable que nunca hayas visto su interior… ni siquiera conozcas a alguien que lo haya hecho. En este artículo te contamos un poco más sobre este peculiar e inaccesible lugar de nuestra ciudad.

Origen del cementerio inglés de Coruña

Tras una inscripción que dice «British Cemetery» se encuentra el cementerio inglés de Coruña. Está ubicado junto a la parte civil del cementerio de San Amaro y se accede desde la rúa Orillamar, pero no será fácil. Por si no lo sabías, su origen se remonta a mediados del siglo XIX. 

Todo comenzó con la arribada a A Coruña en 1836 del buque inglés HMS Endymion, una fragata de guerra que traía el cadáver de un oficial. Decidió dársele sepultura fuera del cementerio de la ciudad, al profesar una religión diferente, pero en una parcela sin delimitar y sin ningún tipo de protección.

Guillermo Congreve Cutliffe Brackerburry, que era el cónsul del Reino Unido en Galicia, decidió comprar unos terrenos anexos a San Amaro en 1867 e iniciar la construcción de un cementerio para dar sepultura a ciudadanos británicos (en su mayoría protestantes) fuera del cementerio católico de la ciudad.

Las obras terminaron al año siguiente y la primera persona enterrada en el cementerio fue el propio cónsul. Es un lugar poco frecuentado y cerrado al público, en el que hay sobre medio centenar de sepulturas pero que no se realizan enterramientos desde principios de los años 80. El recinto se considera territorio inglés.

Visitar el British Cemetery de Coruña

A diferencia del resto de San Amaro, el cementerio inglés de Coruña no se puede visitar, estando su enorme portalón verde siempre cerrado. Este hecho ha despertado la curiosidad en muchos ciudadanos. Su acceso está restringido a la embajada británica en España (actualmente no hay consulado del Reino Unido en Galicia).

El ayuntamiento de A Coruña ha intentado en varias ocasiones adquirir el cementerio; operación que ha sido frenada por los descendientes de los allí enterrados. Sin embargo, sí se ha llegado a un acuerdo con el Reino Unido: la ciudad se haría cargo del mantenimiento del cementerio inglés a cambio de la cesión de la parcela entre el propio cementerio y la rúa Orillamar, hoy convertida en parque.

En el interior del camposanto descansan, aparte del propio Cutliffe Brackerburry, otros cónsules (entre ellos uno aléman), marineros, ciudadanos británicos vecinos de la ciudad, así como algunos franceses y suizos. En 1982 se realizó el último enterramiento en este cementerio.

Conclusión

Ahora ya sabes qué se esconde tras el imponente portalón verde en San Amaro: el cementerio inglés de Coruña. Si tienes la suerte de visitar el British Cemetery, que no es fácil, debes sentirte privilegiado. Por este aura desconocida que rodea su historia es nombrado de modo coloquial como un «Gibraltar coruñés».

En Innova English School nos gusta aprender inglés y también sobre las relaciones que hay entre nuestra ciudad y el Reino Unido. Esta historia, tan desconocida para muchos, es una de ellas. Pero hay muchas más… ¡Síguenos para no perderte ninguna!

Compartir artículo

Te puede interesar...